jueves, 13 de febrero de 2014

"URGE QUE EN LA PACIFICACIÓN ACTÚEN LAS IGLESIAS COMO GARANTES"

Diputado Miguel Ángel Rodríguez


La violencia de los últimos días, en las que el propio Presidente Maduro ha mencionado la versión de pequeños grupos infiltrados y los movimientos estudiantiles y políticos opositores han rechazado enfáticamente, es para el diputado tachirense Miguel Ángel Rodríguez suficiente razón para que el plan de pacificación anunciado por el gobierno nacional se nutra de garantes y en tal condición propone a los representantes de las distintas iglesias que influyen espiritualmente en todos los venezolanos.

La pacificación, dijo, no puede convertirse en una razia política, dado que por unilateral percepción, el gobierno nacional nuevamente se dice estar siendo víctima de un golpe de estado y de inmediato pareciera abrir juicios y dictar sentencias contra dirigentes juveniles y líderes del ámbito opositor, tendiendo sobre todos un manto de sospecha de perfil fascista y terrorista.

”Nosotros repudiamos la agresión a la residencia del gobernador Vielma Mora, repudiamos los destrozos al Ministerio Público y demás instalaciones y activos de la República. Pero con la misma firmeza rechazamos que se criminalice el derecho a la protesta contra tantos problemas que nos aquejan y que veamos además de muertos y lesionados de distinta creencia política; detenciones arbitrarias, procesos fuera del orden constitucional y tratos crueles a manifestantes y no manifestantes tomados presos al azar. En este cuadro, si Nicolás Maduro lanza un plan de pacificación, debe entender que él mismo ya no puede ser juez y parte".

Señala que de urgencia los representantes de las iglesias deberían ser convocados para que elaboren rutas y mecanismos que permitan un intercambio franco de propuestas, en los distintos niveles del país, que hagan posible la convivencia ciudadana y la superación de los problemas de la inseguridad, de la ausencia de productos, de la carestía, de las trabas a la producción nacional suficiente y generadora de empleos reales. “Todo, exento de una guerra política que todo lo contamina cuando desde el máximo eslabón del poder se puede llegar a tildar de asesino, de terrorista, de genocida o de sospechoso de cualquiera de los anteriores a cuantos disientan del camino por el cual el equipo político dominante lleva a Venezuela.


"Si en verdad a todos nos une el deseo de superar los problemas y vivir en paz, entonces también el gobierno debe parar de inmediato el acoso a medios y a periodistas, quienes son sorprendidos con distinto tipo de amenaza con castigos judiciales y patrimoniales y están siendo impedidos de informar. Mientras el aparato comunicacional del gobierno, transmite todo tipo de imagen e información de corte violento con la firme orientación de mantener una campaña de propaganda contra todos los que protesten o acompañen protestas pacíficas y constitucionalmente garantizadas. Ese no es el camino a la paz, sino a la profundización de la violencia. Los jerarcas de las iglesias podrían también contribuir a superar este peligroso fenómeno".

Copyright © Miguel Ángel Rodríguez Todos los Derechos Reservados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada