viernes, 1 de febrero de 2013

COMENZÓ LA FUNCIÓN DEL PRESIDENTE CANDIDATO



Lo permitió la deplorable sentencia del TSJ que se saltó obligaciones constitucionales de evaluar la aptitud física de Chávez para encarar un nuevo período y abrió las puertas a un limbo en el que Nicolás hará a "su nombre" lo que le dé la gana y por el tiempo que quiera: entró en campaña el "Presidente candidato"

Lo he observado con detalle, incluso exigiéndose en transmisiones gobierneras, a veces en cadena, hablar tantas pistoladas por tanto tiempo, para parecerse a su mentor. Lo de "pistoladas" no es casual. Al igual que aquél, ya está empleando sus discursos para dispararle al declarado enemigo, el "majunche perdedor".

Que ha aprendido y en ese libreto ha evolucionado, justo es reconocerlo. Como obligatorio resulta advertir que la politiquería del presidente candidato acarrea las mismas consecuencias que antes nos procuraba su padre político. Mientras se pasea el muchacho, se agudiza el desgobierno.

Amenazas de por medio contra Primero Justicia y sus dirigentes, el afianzamiento de la crueldad contra los presos políticos encarnados en un depauperado Simonovis, el recrudecimiento de la violencia verbal y física contra quienes adversamos al proyecto de asalto castro-comunista a Venezuela, y tantos otros signos del momento; no solucionan en nada los problemas más sentidos de los venezolanos, para poder vivir y para vivir mejor.

A Toda Vida Venezuela, la gran misión, si acaso sirvió en 2012 para generar la sensación de que en breve habría seguridad y que quienes por años clamamos debate y solución al azote del hampa, solo éramos unos "morbosos y sádicos" que buscaban dividendo antirevolucionario sobre el dolor de la gente que sufre "por el capitalismo". La caravana del crimen continúa y se agudiza mientras el presidente candidato "pajuatea politiquerías electorales".

Más de 700 muertes en los recintos carcelarios desde que crearon un ministerio tras las muertes de El Rodeo en 2011 y la pusieron a ella al frente. El presidente candidato sigue en su "pajuatada" para defender a Varela, la de la sesión de fotos con los pranes, y cubrir de culpas a los siempre pagaplatos rotos de los medios de comunicación que cometen el "crimen" de informar la verdad. Esta masacre, de nuevo es respondida con cualquier cosa, menos el cumplimiento del mandato legal de descentralizar y humanizar las cárceles. Recuérdese que en éstas, paga sueldos el gobierno y, quizás, votos. Es lo que cuenta, la politiquería y no la obligación de resguardar las vidas de los privados de libertad.

Leemos que han fracasado con China los intentos del gobierno del presidente candidato, de endeudarnos aún más, a costillas del petróleo de nuestros hijos y nietos. De nada asombran los argumentos: los asiáticos no están conformes con la ejecución de obras financiadas y de paso parece que desde Venezuela les están enviando hidrocarburos chimbos. Qué pena con esos señores, diría uno, si no estuviéramos enterados de que quizás "por si las moscas" el presidente candidato no objeta que a los chinos del neocapitalismo imperial se les ha entregado toda la exploración y prospección de negocios con los minerales venezolanos. Claro que el gobierno que encabeza ni pío dice sobre producir más riqueza desde adentro para depender menos de los de afuera. Los reales son lo importante y va de urgencia la cosa para la campaña del presidente candidato.

Que no haya azúcar para una pepsi, que hayan asaltado bodegas de la agroindustria que responsablemente coloca y repone inventarios para al menos ellos dar la cara por la producción agroalimentaria nacional, son, de nuevo, pajuatadas que emula de su mentor el nuevo presidente candidato para politiquear con aquello de que no hay escasez e inflación, sino acaparamiento y especulación. Pero la de resolver el rebote inflacionario del inicio 2013, no es tarea que interese al tipo.

Y pare usted de contar. Nicolás, nos acaba de chismear que Diosdado le mostró una cosas horribles de alguien que trabaja con Capriles. Esperemos a ver. Nicolás nos dijo que ya tiene pillao al monstruo que planificaba matarlo a él y/o a Diosdado, para hacer creer que entre ellos se estaban matando. Esperemos a ver. Nicolás ha mandado a decir a sus fichas de la economía que el bolívar fuerte no va a seguir destruyéndose por devaluaciones que le traigan muchos bolívares a su gobierno que, según, necesita 65.000 millones de dólares urgentemente. Esperemos a ver. Nicolás dice que la paralización del gobierno de las casas, de los mercales, pdvales y de barrio adentro, son inventos de los que lo quieren desestabilizar y quizás sean los mismos que lo quieren aniquilar. Esperemos a ver.

Y todo lo hacen con el libertinaje del "nuevo constitucionalismo que empuja a favor de su jefe Luisa Estela". Y todo lo dicen, amparados por su imagen de todopoderosos que les labró la desactivación de votantes democráticos el 16D.

Me pregunto si la reedición, peor que la obra original, de la pajuatería de un abusador presidente candidato, a la "hora de la chiquita" será detenida por la fuerza de todos los que queremos soluciones para los venezolanos, o si el desinterés de quienes igual que nosotros saben que muy probablemente encaremos pronto un nuevo reto electoral presidencial, le terminará dando la razón a quien ahora se pavonea: el presidente candidato.


Miguel Ángel Rodríguez
Diputado a la Asamblea Nacional



Copyright ©2013 MiguelAngelDIPUTADO Todos los Derechos Reservados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada