jueves, 16 de junio de 2011

"ESTAFA DE LA SALUD PÚBLICA TAMBIÉN DEBE CASTIGARSE"






El Diputado Miguel Ángel Rodríguez dice que no caerá en el chantaje del oficialismo que ahora pretende presentarlo como cómplice de supuestas estafas y demás delitos que se investigan sobre particulares en el ejercicio de la salud privada. Señala que quien atenta contra la vida de la gente por su actuación corrupta en el campo de la salud debe ser castigado, en el sector privado y también en el sector público. Asegura que por el caos hospitalario se pierden muchas vidas y que los responsables financieros y sanitarios del problema deben pagar. Asegura que está claro el patrón de acción del gobierno, para asaltar sectores enteros pretendiendo ocultar su propia corrupción e inaptitud.


Nota.

"En Venezuela tiene que recaer todo el peso de la ley contra los estafadores de la salud. Pero estemos claros, debe sancionarlos a todos, a los privados y a los públicos, por lo que si hay acciones penales contra quienes hayan dejado morir pacientes en alguna clínica privada, también debe haber procesos judiciales contra los responsables de las muertes por falta de debida atención en los hospitales del país".

Así reaccionó el diputado, Miguel Ángel Rodríguez, coordinador de la Cruzada Nacional Hospitalaria; a los señalamientos oficialistas que le tildan de cómplice de las estafas presuntamente cometidas por clínicas y compañías aseguradoras y que han derivado en denuncias por pérdida de vidas humanas.

Rodríguez insistió en que, sobre lo que pudiera ser justa denuncia de personas que se sienten víctimas del proceder incorrecto de algunas clínicas, el Gobierno prepara un asalto general a la salud privada que es en donde a fin de cuentas, va a parar una gran cantidad de venezolanos que no hallan seguridad para su salud y vida en una red hospitalaria carcomida por la corrupción y la ineptitud del Gobierno central, no obstante haberse anunciado inversiones por más de Bf. 10 millardos en los últimos 5 años, tan sólo para infraestructura hospitalaria.

"El trabajador de la salud, cualquiera sea su rango, comete crimen al dejar perder vidas humanas por actuaciones corruptas bien sea en una clínica privada o en una institución de salud pública. Muertos por carencia de oxígeno, niños fallecidos por falta de atención, parturientas ruleteadas, decesos a la espera de algún quirófano disponible, fallecimientos en emergencia por falta de material médico quirúrgico, familias quebradas y estafadas por insuficiencia de medicamentos y productos médicos; son pan nuestro cada día en los hospitales venezolanos. Y los responsables administraitivos y sanitarios de este caos también tienen que ser procesados", sentenció.

Rodríguez advierte que la denuncia sobre el inminente asalto a las instituciones privadas de salud, aprovechando algunos casos puntuales de presunto incumplimiento de atención al paciente, tienen parangón en otros campos de la vida nacional sobre los que el Gobierno Central huyó hacia adelante intentando ocultar su propia corrupción e ineptitud.

Explicó el parlamentario que como ejemplo se debe ver lo que ocurre con el tema eléctrico, en donde -asegura- la pérdida mil millonaria en inversiones fallidas fue convertida en una historia en la que ahora somos todos los venezolanos culpables y, en consecuencia víctimas de un asalto al presupuesto familiar por vía del castigo tarifario recién decretado.

También ejemplificó Rodríguez con el caso de la vivienda. "Después de supuestamente invertir miles de millones de dólares y haber creado decenas de nuevas instituciones, incluyendo ministerios, el caos habitacional derivó en el asalto del Gobierno a cementeras, siderúrgicas, inmobiliarias, terrenos urbanos, edificios, estacionamientos; y una nueva promesa para regalar casas en cartón piedra y papeles que certifican un pedacito en una maqueta. Igualmente en la salud, dijo Rodríguez, tras la pérdida de cerca de Bf. 5 millardos aprobados en 2007 para la supuesta reparación de 65 hospitales y el estado caótico que hoy presentan los centros asistenciales; se prepara el gran asalto a las únicas instalaciones que ya, con suma dificultad, siguen prestando sus servicios, por lo que advirtió a todos los venezolanos que se deben encender las alarmas ante la eventualidad que, después del asalto, sobrevenga también la destrucción de las instituciones privadas de la salud.

Copyright ©2010 MiguelAngelDIPUTADO Todos los Derechos Reservados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada