jueves, 7 de junio de 2012

“GOBIERNO IMPIDE QUE VENEZOLANOS SE BENEFICIEN DEL NUEVO ACUERDO COMERCIAL CON COLOMBIA”


 Diputado Miguel Ángel Rodríguez denuncia “asimetrías” por mala política económica

A propósito de la promulgación del “Acuerdo de Alcance Parcial de Naturaleza Comercial entre el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y el Gobierno de la República de Colombia”, el Diputado tachirense Miguel Ángel Rodríguez denunció al gobierno nacional de destruir todas las condiciones que hicieran posible a los venezolanos competir y beneficiarse de las nuevas reglas que, por lo redactado en el documento, deberían promover el desarrollo económico y productivo de ambos países.

Señaló que en cada trato serio, los participantes evalúan las simetrías de sus economías y al respecto dijo: “cuando Chávez llegó al poder en 1.999, los colombianos debían pagar cinco pesos por cada bolívar nuestro. Ahora nosotros debemos pagar cinco bolívares por cada peso de ellos. Esto quiere decir que nuestra moneda perdió diez veces el valor frente a Colombia y es el gobierno nacional el único responsable”.

Rodríguez asegura que para un intercambio comercial justo con un país como Colombia, que goza de estabilidad económica, baja inflación, reevaluación frente al dólar y diversificación productiva, nuestro país debería estar al menos en parecidas condiciones. Pero –complementa- Venezuela ha caído en una marcada devaluación frente al dólar, registra una de las más altas tasas de inflación del mundo, y en vez de diversificarse se hace más dependiente de la mono-producción petrolera, por lo que registra pronunciados estancamientos, graves caídas y algunos espasmos de recuperación económica medidos con base en el Producto Interno Bruto.

“¿si no generamos productos y servicios, con qué vamos a beneficiarnos del acuerdo con Colombia?”, se preguntó, al tiempo que enumeró causas de lo que considera lesiones causadas por el gobierno de Hugo Chávez a la economía nacional: “No hay confianza ni seguridad jurídica. Las expropiaciones que realmente han sido asaltos y robos, junto a los controles de cambio y de precios, están detrás de la destrucción de más de 7.000 empresas, además del arrase de millones de hectáreas donde antes se producía comida, para dar paso a la acción de importadores corruptos”.

El legislador también habló de la ausencia de seguridad personal que corroe la posibilidad de producir para competir en los mercados internacionales. Dijo que además de los más de 150.000 asesinatos de los últimos años, el secuestro, la extorsión  a nuestros productores e industriales, en el campo y en las ciudades, han hecho imposible que tengamos una buena oferta de bienes y servicios, una sana plataforma de empleos productivos y otros logros necesarios para que el país se beneficie del acuerdo comercial.

“ Si además el gobierno cede soberanía a irregulares violentos de allá y a sus clones de acá, todos declarados chavistas, es imposible que nuestra gente pueda producir en paz. Al ministro Tarek El Aissami, quien dice no haber encontrado guerrilleros en sus vacaciones campesinas de 10 días, le ofrecemos ser acompañado por nosotros, diputados de Táchira, de Zulia, de Apure, de Amazonas, para llevarlo a los municipios en donde reina la guerrilla y otras estructuras violentas que no nos dejan producir y más bien generan un éxodo masivo de los campos. Así no nos beneficiamos del acuerdo comercial”.

Como corolario de su denuncia, Miguel Ángel Rodríguez, aseguró que el gobierno nacional, con agentes militares y civiles de su adscripción, ha favorecido el agigantamiento del contrabando de la escasa producción nacional. Exhorta a todos los venezolanos a pasar el puente internacional Simón Bolívar que une a San Antonio del Táchira con el Norte del Santander, para que empiecen a encontrar los rubros alimenticios que escasean en Venezuela, igual que el cemento, las cabillas, las bombonas de gas y la gasolina venezolana que se raciona en los estados fronterizos a los consumidores al detal, según asegura, para favorecer a los contrabandistas al mayor.

“Vengo de una gira por Pedro María Ureña y el Municipio Bolívar, frontera tachirense, donde el caos de los servicios de agua, luz y gas, tienen azotada a la población y desaparecida la actividad de pequeños y medianos industriales que antes se servían del flujo de comercio binacional. Pero también sigo recorriendo todo el país, donde además de estos servicios en crisis, debemos lamentar la destrucción de nuestra infraestructura vial. ¿Puede alguien decirnos cómo es que vamos a producir y a transportar bienes para servirnos del nuevo acuerdo entre los gobiernos de Miraflores y Nariño?”, concluyó.


Copyright ©2012 MiguelAngelDIPUTADO Todos los Derechos Reservados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada